jueves, 30 de diciembre de 2010

Reglas para un buen año 2011

Image and video hosting by TinyPic

Haz que todas tus mañanas sean brillantes, llénate de optimismo,
piensa que todo te saldrá bien y no precipites los acontecimientos.

No te apresures a tomar decisiones, date tiempo para pensar.

No dejes que otro piense por ti, porque tú tienes tu propia personalidad.

Sé tú mismo, no dejes de serlo para complacer a otros.

No busques amistades cuyos hábitos sean diferentes a los tuyos, pero si tienes buenos amigos, disfruta de su compañía y de su amistad.

Comparte con tu familia, saca tiempo para compartir con ellos.

Nunca trates de imponer tus propios criterios. Cada persona tiene derecho a opinar y tu deber es oirla. Si así lo haces tu palabra cobrará más fuerza.

Sé paciente con los demás, así demostrarás tu alto grado de madurez.

Haz buen uso de tu dinero para que tu mayordomía sea una responsable.

No desperdicies tu tiempo, pues el tiempo bien usado es un reflejo de tu carácter.

No comas con glotonería, sino para alimentarte. No lo hagas por llenar el vientre, sino por una necesidad.

Saca tiempo para meditar y aprende a contemplar toda la hermosura que Dios creó a través de la Naturaleza.

Respétate a ti mismo y verás que los demás te respetarán.

Esfuérzate cada día por ser un buen ciudadano útil en la sociedad.

Si practicas estas reglas, seguramente serás en el Nuevo Año un ser humano feliz porque con tu comportamiento estás aportando para una mejor convivencia y podrás ser de inspiración para otros.


3 comentarios:

Diosaoasis dijo...

Seguire tus consejos son muy buenos los pondré en prácticas Feliz Año Nuevo que esta empezando lleno de alegrias, felicidad, paz y mucha esperanza porque vendra todo lo que deseas.

Saludines.

El Drac dijo...

Aún es tiempo para ejecutar estos tips ojalá que en el transcurso de los meses no nos olvidemos sobre todo en el de la glotonería. Un gran abrazo y feliz año!!

Janita dijo...

Gracias por tus buens consejos.
Intentaré siguirlos!
A ver se la felicidad me va a sonrir...
Saludos
Janita