jueves, 9 de enero de 2014

Crecimiento

 
No todo lo malo que nos pasa
en la vida es porque lo merecemos.
A veces necesitamos cosas malas
y tropiezos en la vida,
para madurar y crecer como
personas.

2 comentarios:

LORD SHADOW dijo...

ESAS COSAS NOS HACEN SER COMO HACEMOS Y SON LAS LECCIONES QUE NO OLVIDAREMOS NUNCA.
UN BESAZO VIVIAN ANGÉLICA!!!

Dulce dijo...

No podríamos aprender y crecer si todo fuera color de rosa.

Besos dulces.