martes, 9 de septiembre de 2014

Cambios

 

 
 
No puedes cambiar las heridas del pasado,
pero sí puedes aprender de ellas
o dejar que te sigan lastimando.

2 comentarios:

Dulce dijo...

Mejor aprender de ellas que sufrir no vale de nada.

Besos dulces Vivian.

Vivian Angélica dijo...

Hola Dulce, es un agrado siempre tenerte presente con tus oportunos comentarios, saludos.