domingo, 8 de febrero de 2015

Es verdad

 
 
La vida no te enseña a ser fuerte,
te obliga a serlo.

2 comentarios:

Dulce dijo...

Dentro de esa obligación está el aprender a serlo.

Besos dulces.

Vivian Angélica dijo...

Uno cree que con el correr de los años uno es cada día más fuerte, pero la vida te pone pruebas y a veces sientes que te faltan las fuerzas.

Cariños a la distancia.