domingo, 21 de mayo de 2017

La vida

De nada sirve que te endulcen 
los oídos, si te amargan la vida.

1 comentario:

Dulce dijo...

Es algo que pasa a menudo y tiene que ver con la inconsecuencia, el decir te quiero por ejemplo, pero en momentos de ira herir con otras palabras.

Un beso dulce y dulce semana Vivian.